LA ABDUCCI√ďN DE LOS HILL

abducción de los hill

Saludos ‚Äúconspirafriends‚ÄĚ:

En el art√≠culo de hoy vamos a conocer los detalles del primer caso de abducci√≥n documentado dentro del mundo del fen√≥meno ovni. Un caso com√ļnmente conocido como la ‚ÄúAbducci√≥n de los Hill‚ÄĚ.

La Wikipedia incluso dedicó un apartado para el caso de los Hill, lo cual ya afirma su importancia dentro de la ufología.

La historia de los Hill

Los Hill vivían en la localidad de Portsmouth, en el nororiental estado estadounidense de Nuevo Hampshire. Barney (1923-1969). Estaba empleado en el correo (U.S. Postal Service), mientras que Betty (1919-2004) era una trabajadora social. Activos miembros de la congregación unitarista (Unitarian), los Hill también eran miembros de la asociación antidiscriminación NAACP, además de líderes comunitarios, y Barney tenía un asiento en la Comisión de Estados Unidos sobre Derechos Civiles. Conformaban una pareja interracial, algo bastante inusual en los Estados Unidos de aquel tiempo.

Barney tenía ancestros de origen etíope, mientras que Betty era blanca. Este matrimonio estadounidense alcanzó la fama luego de afirmar que habían sido secuestrados por supuestos seres alienígenas entre el 19 y el 20 de septiembre de 1961.

Cabe destacar que la sociedad americana de la d√©cada de los sesenta todav√≠a discriminaba a los afroamericanos, y a cualquier persona de color diferente al blanco. Por tanto un matrimonio interracial era cuanto menos un sacrilegio. Conociendo el contexto social durante el cual se desarrollaron, antes de prejuzgar esta historia debemos pensar si una pareja como los Hill quisiera falsear una historia como esta con todo lo que ten√≠an que aguantar. Y sobretodo someterse a la opini√≥n p√ļblica que, como hemos comentado antes, no les tenia demasiado cari√Īo.

el caso ovni de los hill

Resumen R√°pido

¬ŅCu√°ndo fueron abducidos los Hill?

Seg√ļn relatan, sucedi√≥ el 19 de Septiembre de 1961

¬ŅD√≥nde sucedi√≥ el caso?

En la localidad de Indian Head

¬ŅC√≥mo consiguieron relatar los detalles de la noche?

Mediante una terapia de Hipnosis

¬ŅPor qu√© es tan importante el mapa de Betty Hill?

Dibuj√≥ el sistema de Zeta Reticuli, que seg√ļn cient√≠ficos hay probabilidades de que se permitiese el desarrollo y la presencia de vida avanzada.

Lo Sucedido aquella noche

Pero vamos a lo que nos ocupa hoy, al anochecer del 19 de septiembre de 1961, los Hill estaban conduciendo de regreso a la localidad de Portsmouth de unas vacaciones en el interior del estado de Nueva York, adem√°s de en las provincias canadienses de Ontario y Quebec. Ya que era tarde en la noche, y debido a que la temporada alta tur√≠stica de verano ya hab√≠a finalizado, hab√≠a pocos autom√≥viles en la carretera mientras viajaban hacia el sur. Al sur de la peque√Īa localidad de Groveton (en el estado de Nuevo Hampshire) supuestamente observaron un punto brillante de luz en el cielo.

estado de groveton

Inicialmente pensaron que estaban observando una estrella fugaz. Solo que luego se dieron cuenta de que ‚Äúca√≠a‚ÄĚ hacia arriba, antes de detenerse cerca de la entonces luna creciente. Mientras Barney segu√≠a conduciendo por la Ruta 3 de los Estados Unidos, Betty pens√≥ que estaba observando un sat√©lite artificial. Le pidi√≥ a Barney que detuviese el auto para mirarlo m√°s de cerca, as√≠ como para pasear a su perrita Delsey, en la que a falta de hijos volcaba todo su cari√Īo. Preocupado acerca de la posible presencia de osos en el √°rea, Barney sac√≥ la pistola que hab√≠a escondido en el maletero del veh√≠culo.

Betty, cuya hermana le hab√≠a confesado haber tenido un avistamiento de un platillo volador varios a√Īos antes, continuaba observando el objeto a trav√©s de los binoculares a medida que este se mov√≠a delante de la cara de la luna, emitiendo luces multicolores centelleantes. Barney, quien no hab√≠a observado la nave, pens√≥ que la luz proven√≠a de una aeronave convencional. Por su parte, Betty se sent√≠a perpleja acerca de la naturaleza no convencional del objeto.

Prosiguieron el viaje

Tras este momento el matrimonio hab√≠a continuado conduciendo sobre la aislada y casi abandonada carretera. Desplaz√°ndose a poca velocidad para poder observar el objeto a medida que √©ste se les acercaba cada vez m√°s. Aunque el objeto era espor√°dicamente oscurecido por los picos de las monta√Īas cercanas, parec√≠a moverse al un√≠sono con la topograf√≠a de la regi√≥n. Tambi√©n baj√≥ frente a los picos y descendi√≥ lentamente en su direcci√≥n. En determinado momento el objeto pareci√≥ aterrizar sobre la cima de la monta√Īa Cannon, pero luego r√°pidamente volvi√≥ a moverse. Por momentos, parec√≠a el patr√≥n de vuelo de una pelota. R√°pidamente aproxim√°ndose al veh√≠culo de los Hill y despu√©s retrocediendo.

Aproximadamente 1,5 km al sur de la peque√Īa localidad de Indian Head, la gigantesca nave discoidal r√°pidamente descendi√≥ hacia el veh√≠culo de los Hill, causando que Barney se detuviese directamente en medio de la calzada. Despu√©s de abrir la puerta del auto para observar el objeto m√°s de cerca, puso su pistola en un bolsillo y tom√≥ sus binoculares. La nave descendi√≥ a unos 25-30 metros sobre el coche, un Chevrolet Bel Air de 1957, y llenaba todo el campo de visi√≥n del parabrisas, a trav√©s del cual Betty lo estaba observando tambi√©n.

Barney se apartó del vehículo y se acercó al objeto, el cual oscilaba como un péndulo desde el lado izquierdo del automóvil, hacia el área derecha sobre el campo adyacente. Usando los binoculares, Barney afirmó haber visto entre unas ocho y once figuras humanoides que estaban mirando desde las ventanas de la nave, pareciendo mirarlo curiosa o inquisitivamente.

Representaci√≥n Art√≠stica seg√ļn el testimonio de los Hill

La Abducción de los Hills y los aliens

De repente, con precisi√≥n militar, todas menos una de las figuras se movieron hacia lo que parec√≠a ser un panel de instrumentos, como si fuesen a realizar una tarea importante. La figura restante continu√≥ mirando a Barney y le comunic√≥ un mensaje telep√°tico a este √ļltimo: ‚ÄúQu√©date donde est√°s y sigue mirando‚ÄĚ. En ese instante, de lo que parec√≠an ser aletas como alas de murci√©lago comenzaron a aparecer luces rojas por los lados de la nave y una larga estructura descendi√≥ de la parte inferior de la misma. La silenciosa nave se aproxim√≥ a una distancia que Barney estim√≥ entre unos 50 y 80 pies (unos 15-25 metros) sobre su cabeza, y unos 50-100 (15-30 m) de distancia de √©l. De repente, y abrumado por el miedo, Barney se quit√≥ r√°pidamente los binoculares de su vista y corri√≥ de regreso hacia el veh√≠culo, gritando ‚Äú¬°Nos van a capturar!‚ÄĚ

Casi inmediatamente, una serie de sonidos mec√°nicos, lo suficientemente ruidosos como para hacer vibrar el veh√≠culo, parecieron venir de la parte trasera del autom√≥vil. Betty toc√≥ el metal de la puerta del acompa√Īante, esperando sentir una descarga el√©ctrica, pero solo sinti√≥ la vibraci√≥n. Los Hill dir√≠an despu√©s que experimentaron los s√≠ntomas de un estado de conciencia alterado que hab√≠a dejado sus mentes atontadas (o adormecidas). Tambi√©n, sintieron una sensaci√≥n de hormigueo (tingling) a trav√©s de sus cuerpos.

Cuando pasaron a trav√©s de la localidad de Plymouth, otra serie de sonidos tipo ‚Äúbip‚ÄĚ parec√≠an provenir de la parte trasera del auto. Barney detuvo el veh√≠culo y condujo err√°ticamente de lado a lado de la carretera para intentar reproducir aquel zumbido. No obstante, no pudo recrearlo. Cuando el extra√Īo sonido hubo terminado, Betty le pregunt√≥ a su esposo: ¬ŅAhora crees en los platillos voladores?‚ÄĚ. Irritado, Barney le contest√≥ ‚ÄúNo seas rid√≠cula‚ÄĚ.

Antes de ingresar al automóvil, observó al objeto nuevamente cambiar de ubicación, hasta posicionarse directamente sobre ellos. Se dieron a la fuga a alta velocidad, mientras Barney le decía a Betty que mirase hacia el cielo buscando la posición del objeto. Ella bajó la ventanilla y miró hacia arriba, pero sólo vio oscuridad sobre ellos. Fue entonces cuando Barney tuvo miedo de que el objeto pudiera encontrarse realizando un vuelo estacionario sobre el auto, bloqueándole a Betty la visión de las estrellas.

Después del encuentro OVNI

Dos semanas despu√©s del supuesto encuentro ovni, Betty aleg√≥ haber comenzado a sufrir de pesadillas recurrentes. Estas ocurr√≠an casi siempre de noche, y eran tan v√≠vidas que su mente estaba ocupada pensando en dichos sue√Īos durante el resto del d√≠a. El 26 de septiembre Betty le escribi√≥ a Keyhoe al respecto. Ella relat√≥ la historia completa, incluyendo los detalles acerca de las figuras humanoides que previamente se hab√≠a negado a relatar a la Fuerza A√©rea. Betty escribi√≥ que ella y Barney estaban molestos en gran medida por sus aparentemente incompletos recuerdos del encuentro ovni y que estaban considerando el uso de hipnosis para ayudarlos a recordar que les habr√≠a sucedido. Su carta finalmente lleg√≥ a Walter N. Webb, un astr√≥nomo de la ciudad de Boston y miembro del NICAP.

hipnosis de los hill
Hipnosis de los Hill

El 3 de marzo de 1963 los Hill discutieron p√ļblicamente por primera vez su supuesto encuentro ovni con un grupo en su iglesia. El 7 de septiembre de ese mismo a√Īo el capit√°n Swett brind√≥ una conferencia formal sobre hipnosis durante una reuni√≥n que tuvo lugar en la parroquia de la Unitarian Church.

Luego de la misma, los Hill le dijeron que Barney estaba yendo a un psiquiatra, el doctor Stephens, con quien simpatizaba y en quien confiaba. El capitán Swett les sugirió entonces que Barney le preguntase al doctor Dr. Stephens acerca del uso de la hipnosis en su caso. Cuando Barney se encontró nuevamente con el mismo, Barney le preguntó acerca de la hipnosis. Stephens le recomendó que al respecto contactaran al Dr. Benjamin Simon, de la ciudad de Boston.

Luego de haber hablado ante un grupo aficionado al estudio del fen√≥meno OVNI en Quincy Center (estado de Massachusetts) en noviembre de 1963, los Hill se encontraron por primera vez con el Dr. Simon el 14 de diciembre de 1963. A partir de su intercambio de ideas inicial, Simon determin√≥ que el supuesto encuentro OVNI le estaba causando a Barney mucha m√°s preocupaci√≥n y ansiedad de la que √©ste estaba dispuesto a admitir. Aunque Simon rechazaba la popular hip√≥tesis extraterrestre como imposible, le parec√≠a obvio a √©l que los Hill genuinamente pensaban que hab√≠an sido testigos de un OVNI y de sus ocupantes humanoides. Simon deseaba descubrir m√°s acerca de la supuesta experiencia de los Hill a trav√©s de hipnosis. 

La Hipnosis de los Hill

La pareja, más la mujer que el hombre, estaban deseando entender lo que les estaba ocurriendo así que accedieron a someterse a ese tratamiento. Así que Simon comenzó a hipnotizar a los Hill el 4 de enero de 1964. Hipnotizó tanto a Betty como a Barney varias veces, y las sesiones duraron hasta el 6 de junio de 1964. Simon realizó las sesiones sobre Barney y Betty separadamente, así ninguno de ellos podía escuchar lo que el otro decía estar recordando.

Simon hipnotizó a Barney primero. Sus sesiones fueron a menudo bastante emocionales, con estallidos de enojo puntuales, expresiones de miedo y episodios de llantos histéricos. Barney dijo que, debido al miedo que tenía, mantuvo sus ojos cerrados durante gran parte del supuesto encuentro ovni. Basándose en estas respuestas tempranas, Simon le dijo a Barney que no recordaría las sesiones de hipnosis hasta que estuviesen seguros de que él pudiese acordarse de ellas sin traumatizarse más.

Bajo hipnosis, Barney tambi√©n inform√≥ que la tira de los binoculares se hab√≠a doblado cuando el huy√≥ del ovni de regreso hacia su autom√≥vil. Record√≥ huir del objeto en el coche, pero que despu√©s se sinti√≥ irresistiblemente compelido a hacerse a un lado de la carretera, y conducir hacia un bosque. Finalmente vio a seis ‚Äúhombres‚ÄĚ parados en el bosque. Orden√°ndole a Barney que se detuviese, tres de los seres se aproximaron al auto. Le dijeron a Barney que no les temiese. Todav√≠a estaba ansioso, no obstante, e inform√≥ que el l√≠der le dijo que cerrase sus ojos. Mientras estaba hipnotizado, Barney dijo ‚ÄúSent√≠a como si los ojos hubiesen empujado hacia mis propios ojos‚ÄĚ.

La versión de Barney y las "personas"

Barney describi√≥ a las criaturas en general como similares a las descritas por Betty bajo hipnosis (no en sus sue√Īos previos). No obstante, describi√≥ sus ojos como bastante m√°s grandes, extendi√©ndose incluso hacia los lados de sus cabezas. Las criaturas con frecuencia lo miraban fijamente a los ojos, dijo Barney, con un efecto aterrorizador e hipnotizante. Bajo hipnosis, Barney dijo cosas del tipo ‚ÄúS√≥lo los ojos me est√°n hablando‚ÄĚ y ‚ÄúTodo lo que veo son estos ojos... Ni siquiera tengo miedo de que no est√©n conectados a un cuerpo. S√≥lo est√°n ah√≠. S√≥lo est√°n cerca de m√≠, presionando contra mis ojos‚ÄĚ.

Barney relató que Betty y él fueron llevados hacia la nave de forma de disco, donde ambos fueron separados. Llevado a un cuarto por tres de los seres de baja estatura. Barney fue desvestido por ellos y entonces se le dijo que se recostase sobre una mesa rectangular. A diferencia de Betty, la narrativa de Barney del examen era fragmentada, y mantuvo sus ojos cerrados durante la mayor parte del mismo. Se le colocó un dispositivo similar a una taza sobre sus genitales. Aunque no experimentó un orgasmo, Barney pensó que le habían extraído una muestra de esperma.

Los seres rasparon su piel e inspeccionaron sus orejas y boca. Le insertaron un tubo o cilindro en el ano. Adem√°s alguien palp√≥ su columna vertebral y parec√≠a estar contando sus v√©rtebras. Mientras que Betty inform√≥ de conversaciones extendidas en ingl√©s con las criaturas, Barney dijo que los escuch√≥ murmurando en un idioma que no entend√≠a. Las pocas veces que se comunicaron con √©l, Barney dijo que parec√≠a ser ‚Äútransferencia de pensamiento‚ÄĚ; en ese tiempo, √©l no estaba familiarizado con la palabra ‚Äútelepat√≠a‚ÄĚ.

Record√≥ haber sido escoltado fuera de la nave, y llevado de regreso hacia su autom√≥vil, el cual ahora se encontraba cerca de la carretera y no en el bosque. Aturdido, observ√≥ partir a la nave. Barney record√≥ una luz que aparec√≠a sobre la carretera, mientras dec√≠a ‚ÄúOh no, no otra vez‚ÄĚ. Record√≥ la especulaci√≥n de Betty acerca de que tal luz podr√≠a haber sido la luna, aunque √©sta de hecho se hab√≠a puesto varias horas antes.

Testimonio de Betty con Hipnosis

Las sesiones de hipnosis de Betty Hill no tuvieron tantos incidentes. Bajo la misma, su recuento de los hechos fue muy similares a los eventos de sus recurrentes sue√Īos o pesadillas acerca del supuesto encuentro ovni, a excepci√≥n de dos notables diferencias: bajo hipnosis los seres bajos no ten√≠an grandes narices, y no pose√≠an cabello. Simon tambi√©n le sugiri√≥ a Betty que dibujase un bosquejo del ‚Äúmapa estelar‚ÄĚ.

Ella dud√≥ al respecto, pensando que ser√≠a incapaz de representar con precisi√≥n o exactitud la calidad tridimensional del mapa que dijo haber visto en la nave. Finalmente, no obstante, ella hizo lo que Simon le sugiri√≥. Aunque ella dijo que el mapa ten√≠a muchas estrellas, solo dibuj√≥ aquellas que permanec√≠an destacadas en su memoria. Su mapa consist√≠a de doce estrellas prominentes conectadas por l√≠neas y tres m√°s peque√Īas o menos brillantes que formaban un tri√°ngulo distintivo. Mencion√≥ que le hab√≠an dicho que las estrellas conectadas por l√≠neas s√≥lidas formaban ‚Äúrutas de comercio‚ÄĚ mientras que las l√≠neas puntuadas eran de estrellas con menor tr√°fico (interestelar).

Y aqu√≠ es donde la cosa se pone interesante. Ese dibujo realizado por la mujer, que en un primer momento hab√≠a pasado inadvertido, se convierte en una de las pruebas m√°s irrefutables de que la historia del matrimonio era real y no una simple farsa para ganar fama. Unos a√Īos despu√©s de que se realizaran estas sesiones en 1968, Marjorie Fish, una entonces una maestra primaria y astr√≥noma aficionada (amateur) que viv√≠a en la localidad de Oak Harbor (en el estado de Ohio) ley√≥ el libro Interrupted Journey de Fuller. Intrigada por el mapa estelar, Fish se pregunt√≥ si este podr√≠a ser descifrado para determinar de qu√© sistema estelar provendr√≠a el ovni.

El mapa de Betty Hill y El incidente Zeta Reticuli

Asumiendo que una de las 15 estrellas del mapa deb√≠a representar a nuestro propio Sol, Fish construy√≥ un modelo tridimensional de estrellas cercanas similares al mismo mediante hilo y bolitas, bas√°ndose en las distancias estelares publicadas en el cat√°logo estelar Gliese de 1969. Estudiando miles de puntos estelares durante varios a√Īos, el √ļnico que parec√≠a coincidir con el mapa de los Hill era el sistema estelar binario de Zeta Reticuli.

Por lo tanto, ella lleg√≥ a la conclusi√≥n que el supuesto ovni habr√≠a provenido de un planeta que orbita a Zeta Reticuli. Como resultado de la hip√≥tesis de Fish, algunos comenzaron a apodar lo relatado por los Hill como ‚ÄúEl incidente Zeta Reticuli‚ÄĚ. No obstante, la mayor√≠a de los uf√≥logos contin√ļan prefiriendo ‚Äúabducci√≥n de los Hill‚ÄĚ (Hill abduction) o alguna frase similar. La informaci√≥n relativa a la distancia necesitada para hacer coincidir tres estrellas, formando el distintivo tri√°ngulo que Hill dec√≠a que recordaba, no estuvo en general disponible hasta la publicaci√≥n en 1969 del cat√°logo Gliese.

Fish tambi√©n fue la primera en notar que todas las estrellas del mapa conectadas por l√≠neas (aquellas que, seg√ļn lo alegado por Betty Hill eran rutas de comercio o frecuentemente viajadas) ca√≠an en un (mismo) plano, con Zeta Reticuli actuando como centro. Por lo tanto, las rutas mostradas ser√≠an el camino m√°s l√≥gico y eficiente de explorar el vecindario estelar cercano para una eventual civilizaci√≥n tecnol√≥gicamente avanzada ubicada en Zeta Reticuli. Estos puntos desempe√Īaron un rol cr√≠tico en los subsiguientes debates acerca de la validez de las coincidencias entre el mapa de Fish y el que Betty Hill alegaba haber visto y posteriormente recordado.

An√°lisis del Mapa

Fish envi√≥ su an√°lisis a Webb, quien estuvo de acuerdo con las conclusiones a las que ella hab√≠a arribado. Por su parte, el propio Webb envi√≥ el mapa a Terence Dickinson, editor de la popular revista Astronomy. Dickinson no apoy√≥ las conclusiones de Fish y de Webb, pero √©l estaba naturalmente intrigado al respecto y, por primera vez en la historia de dicha publicaci√≥n, Astronomy invit√≥ a que le enviasen comentarios y generasen un debate respecto del mapa derivado del supuesto encuentro ovni, comenzando con un art√≠culo inicial al respecto en el n√ļmero de diciembre de 1974.

Durante aproximadamente todo el a√Īo posterior, la p√°gina de opiniones de Astronomy tuvo argumentaciones a favor y en contra del mapa elaborado por Fish. Notable fue el argumento realizado por Carl Sagan y Stephen Soter, quienes argumentaban que el aparente mapa estelar era poco m√°s que una alineaci√≥n al azar de puntos aleatorios. En contraste, aquellos m√°s favorables al mapa, como el Dr. David Saunders (un estad√≠stico que hab√≠a participado del estudio del fen√≥meno ovni realizado por el denominado Comit√© Condon), argumentaban que la inusual alineaci√≥n de estrellas clave similares a nuestro Sol en un plano centrado alrededor de Zeta Reticuli (hecho primero descripto por Fish) era estad√≠sticamente improbable de haber sucedido por azar o casualidad a partir de un grupo aleatorio de estrellas de nuestro vecindario [estelar] inmediato.

El Sistema Zeti Raticuli

Tambi√©n de se destacaba que Zeti Reticuli es altamente inusual por el hecho de ser el √ļnico ejemplo conocido de un sistema estelar binario amplio con dos estrellas muy similares a nuestro Sol. Uno de los art√≠culos publicados en la revista Astronomy, sobre las distintas edades de las estrellas en el mapa de Hill/Fish, dec√≠a que los indicios apuntaban a que el sistema de Zeta Retituli es entre 1.000 y 3.000 millones de a√Īos m√°s antiguo que el nuestro, sugiriendo que esto habr√≠a permitido que una eventual raza extraterrestre inteligente podr√≠a haber evolucionado mucho antes que la humana y que por lo tanto ser√≠a considerablemente m√°s avanzada.

Adem√°s, se remarcaba que las dos estrellas est√°n bastante cerca entre ellas. En la actualidad se cree que solo se encuentran a 1/8 de a√Īo luz de distancia. Mientras que la estrella similar al Sol m√°s cercana, Tau Ceti, est√° a unos 12 a√Īos luz de distancia. Se argumentaba que la cercan√≠a entre ambas estrellas similares a nuestro Sol habr√≠an probablemente actuado como una considerable limitaci√≥n al desarrollo de eventuales viajes interestelares.

Sin embargo, también se destacó que las estrellas de Zeta Reticuli son pobres en metales en comparación al Sol, levantando preguntas acerca si un sistema solar como el nuestro habría podido desarrollarse en esas condiciones, si habría existido suficiente carbono como para haber permitido el surgimiento de la vida, si cantidades suficientes de tales metales habrían estado disponibles para permitir el surgimiento de una civilización tecnológicamente avanzada, e incluso si podía existir un planeta similar a la Tierra en el sistema de Zeta Reticuli que permitiese el desarrollo y la presencia de vida avanzada.

mapa de los hill dibujado
Mapa de los Hill dibujado bajo hipnosis

Aunque para nosotros este supuesto mapa dibujado bajo hipnosis realizado que no poseía los conocimientos sobre astronomía para conocer ese conjunto de estrellas. Esta es la mejor evidencia de que la abducción de los Hill no era mentira. Para los escépticos que estudiaron el caso de los Hill, los acontecimiento vividos por la pareja no son mas que alucinaciones provocadas por el estrés de vivir en una sociedad racista como la de la época.

El matrimonio dejo de hacer apariciones publicas pero hasta en su lecho de muerte seguían afirmando que lo que habían vivido ocurrió de verdad. Desde aquí queremos dejar nuestro granito de arena ya que gracias a ellos y a su valentía hoy en día podemos afirmar que algo ocurre en nuestros cielos.

GRACIAS BETTY & BARNEY HILL

Summary
Abducción de los Hill
Article Name
Abducción de los Hill
Description
‚úÖ Hoy traemos el primer caso de abducci√≥n documentado dentro del mundo del fen√≥meno ovni. Un caso com√ļnmente conocido como la ‚ÄúAbducci√≥n de los Hill‚ÄĚ. ‚úÖ
Author
Publisher Name
Mistery Dimension
Publisher Logo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

En cumplimiento de la Ley 34/2002 de 11 de julio de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSICE), te informamos de que este sitio web Mistery Dimension utiliza cookies. Saber Más